Ch 2 Lucas

Lucas 2

2:1 And it happened in those days that a decree went out from Caesar Augustus, so that the whole world would be enrolled.
2:2 This was the first enrollment; it was made by the ruler of Syria, Quirinius.
2:3 And all went to be declared, each one to his own city.
2:4 Then Joseph also ascended from Galilee, from the city of Nazareth, into Judea, to the city of David, which is called Bethlehem, because he was of the house and family of David,
2:5 in order to be declared, with Mary his espoused wife, who was with child.
2:6 Entonces sucedió que, while they were there, the days were completed, so that she would give birth.
2:7 And she brought forth her firstborn son. And she wrapped him in swaddling clothes and laid him in a manger, because there was no room for them at the inn.
2:8 And there were shepherds in the same region, being vigilant and keeping watch in the night over their flock.
2:9 Y he aquí, an Angel of the Lord stood near them, and the brightness of God shone around them, and they were struck with a great fear.
2:10 And the Angel said to them: "No temas. por, observar, I proclaim to you a great joy, which will be for all the people.
2:11 For today a Saviour has been born for you in the city of David: he is Christ the Lord.
2:12 And this will be a sign for you: you will find the infant wrapped in swaddling clothes and lying in a manger.”
2:13 And suddenly there was with the Angel a multitude of the celestial army, praising God and saying,
2:14 “Glory to God in the highest, and on earth peace to men of good will.”
2:15 Y sucedió que, cuando los ángeles se fueron de ellos al cielo, los pastores se dijeron el uno al otro, “Pasemos a Belén y veamos esta palabra, que ha sucedido, que el Señor nos ha revelado “.
2:16 Y se fueron rápidamente. Y encontraron a María y José; y el niño estaba acostado en un pesebre.
2:17 Entonces, al ver esto, entendieron la palabra que había hablado con ellos acerca de este muchacho.
2:18 Y todos los que oyeron, se maravillaron por esta, y por las cosas que se les dijo a ellos por los pastores.
2:19 Pero María guardaba todas estas cosas, meditaba en su corazón.
2:20 Y los pastores se volvieron, glorificando y alabando a Dios por todas las cosas que habían oído y visto, del mismo modo que se le dijo a ellos.
2:21 Y después se terminaron ocho días, de modo que el niño sería circuncidado, Y llamó su nombre JESUS, así como él fue llamado por el ángel antes de ser concebido en el seno materno.
2:22 Y después de que se cumplieron los días de su purificación, según la ley de Moisés, que lo llevaron a Jerusalén, con el fin de presentarle al Señor,
2:23 tal como está escrito en la ley del Señor, “Para todos los varones de abrir la matriz, será llamado santo al Señor,"
2:24 y con el fin de ofrecer un sacrificio, de acuerdo con lo que se dice en la ley del Señor, “Un par de tórtolas o dos pichones.”
2:25 Y he aquí, había un hombre en Jerusalén, llamado Simeón,, y este hombre, justo y temeroso de Dios, esperaba la consolación de Israel. Y el Espíritu Santo estaba con él.
2:26 Y había recibido respuesta del Espíritu Santo: que no iba a ver a su propia muerte antes de haber visto al Cristo del Señor.
2:27 Y se fue con el Espíritu al templo. Y cuando el niño Jesús fue llevado por sus padres, con el fin de actuar en su nombre de acuerdo con la costumbre de la ley,
2:28 también lo hizo subir, en sus brazos, y bendijo a Dios diciendo:
2:29 “Ahora es posible desestimar su siervo en paz, Oh Señor, según tu palabra.
2:30 Porque mis ojos han visto a tu Salvador,
2:31 que has preparado en presencia de todos los pueblos:
2:32 la luz de la revelación a las naciones y gloria de tu pueblo Israel “.
2:33 Y su padre y su madre estaban admirados por estas cosas, los cuales fueron dichas por él.
2:34 Simeón los bendijo, y le dijo a su madre María: "He aquí, éste se ha fijado para la ruina y para resurrección de muchos en Israel, y como una señal que será contradicha.
2:35 Y una espada atravesará tu propia alma, de manera que los pensamientos de muchos corazones puedan ser revelados “.
2:36 Y había una profetisa, Anna, una hija de Fanuel, de la tribu de Asher. Ella estaba muy avanzado en años, y ella había vivido con su marido siete años desde su virginidad.
2:37 Y entonces ella era una viuda, incluso para ella ochenta y cuatro años. Y sin salir del templo, ella era un sirviente de ayuno y oración, noche y dia.
2:38 Y entrando a la misma hora, confesó al Señor. Y hablaba de él a todos los que esperaban la redención de Israel.
2:39 Y después de haber realizado todas las cosas según la ley del Señor, se volvieron a Galilea, a su ciudad, Nazaret.
2:40 Ahora el niño crecía, y él se fortaleció con la plenitud de la sabiduría. Y la gracia de Dios estaba en él.
2:41 And his parents went every year to Jerusalem, at the time of the solemnity of Passover.
2:42 And when he had become twelve years old, they ascended to Jerusalem, according to the custom of the feast day.
2:43 And having completed the days, when they returned, the boy Jesus remained in Jerusalem. And his parents did not realize this.
2:44 Sino, supposing that he was in the company, they went a day’s journey, seeking him among their relatives and acquaintances.
2:45 And not finding him, se volvieron a Jerusalén, seeking him.
2:46 Y sucedió que, Después de tres días, they found him in the temple, sitting in the midst of the doctors, listening to them and questioning them.
2:47 But all who listened to him were astonished over his prudence and his responses.
2:48 Y al verlo, se preguntaban. And his mother said to him: "Hijo, why have you acted this way toward us? He aquí, your father and I were seeking you in sorrow.”
2:49 Y él les dijo:: “How is it that you were seeking me? For did you not know that it is necessary for me to be in these things which are of my Father?"
2:50 And they did not understand the word that he spoke to them.
2:51 And he descended with them and went to Nazareth. And he was subordinate to them. And his mother kept all these words in her heart.
2:52 And Jesus advanced in wisdom, and in age, and in grace, with God and men.